AMPLIA SELECCIÓN DEL PENSAMIENTO DE ZYGMUNT BAUMAN

El Centro Cultural Benjamín Carrión tiene en su catálogo, varios libros de ZYGMUNT BAUMAN, los cuales representan una selecta opción de lectura, para todas las personas interesadas: estudiantes, investigadores, escritores, turistas nacionales y extranjeros, que pueden solicitarlos al visitar la Biblioteca -que acoge a unas 300 personas mensualmente-; los libros son: Amor líquido, Daños colaterales, En busca de la política, Ética posmoderna, La cultura como praxis, La globalización, La sociedad sitiada, Modernidad líquida, Vida de consumo, Archipiélago de excepciones. Hace poco murió el pensador Zygmunt Bauman, ¿qué deberíamos saber de él? Bauman se constituyó, en especial en esta primera parte del siglo XXI, en uno de los referentes del pensamiento social. Era un intelectual nacido en Polonia, de la que tuvo que huir con la llegada de los nazis, sobre todo debido a su ascendencia judía. Se educó en la Unión Soviética y retornó luego a Polonia, pero debió volver a migrar fuera de su país, por los fuertes conflictos que su pensamiento generaba en el establishment político local. Luego de una estancia en Israel se instaló en Leeds (Inglaterra). Se constituyó, y así se lo reconoce como uno de los teóricos de la llamada postmodernidad. Desde su bastión de la cátedra de sociología, Bauman estableció paulatinamente ciertos lineamientos fundamentales para la nueva realidad, desarrollada a finales del anterior siglo, en búsquedas similares, pero algunas veces contrapuestas a la de otros pensadores como Baudrillard, Vattimo o Lipovesysky. ¿Podríamos delimitar algunas líneas de su pensamiento? Bauman estableció estas líneas de pensamiento desde la Sociología, pero al lograr rebasar esos mismos marcos hacia un nuevo pensamiento humanista o ético. En sus inicios reflexionó sobre los procesos de dominación política, definió ciertos principios que luego los usó en el resto de sus aportes reflexivos, en especial a la idea de que la legitimación del poder se alcanza a través de la autentificación de los valores sociales y de una combinación de seducción y represión entre los diversos actores sociales. Uno de sus conceptos fundamentales es el de la sociedad líquida ¿Qué nos dice sobre esto? La última etapa de su pensamiento está centrado en la idea de lo que él llamó la “modernidad líquida” con todas sus derivaciones, desde el amor hasta la ética, desde el pensamiento hasta interacciones sociales básicas como el consumo. La idea se centra en la precariedad de los vínculos humanos en una sociedad individualista y privatizada, marcada por el carácter transitorio y volátil de sus relaciones.